Lisboa

Visite Lisboa


El TRYP Lisboa Oriente proporciona el inicio de un viaje histórico por Lisboa, sienta la animación de la ciudad que fue considerada la cuarta ciudad más bella del Mundo.

Empiece por el centro de la historia descubriendo los encantos de los pintorescos barrios de Lisboa como Alfama o Lapa, pasando por los monumentos clasificados por la Unesco como patrimonio mundial, baje hasta la zona Baixa-Chiado y a Rossio, aproveche para subir al Arco de la Rua Augusta o al Elevador de Santa Justa y disfrute de la magnífica panorámica sobre Lisboa.
Aproveche el sol de Lisboa para disfrutar de un buen helado en la Plaza del Comercio, la plaza principal de Lisboa, con tiendas y terrazas abiertas al Tajo.

De regreso al hotel, no deje de visitar la Avenida da Liberdade, donde puede adquirir productos de prestigiadas marcas y estilistas o simplemente disfrutar de una bebida al final del día con música ambiente en las terrazas que retratan los pequeños quioscos del siglo XIX.

Conozca la nueva vida de los antiguos Mercados de Lisboa, pasando por el Mercado de Alcântara o de Campo de Ourique, donde puede disfrutar de picar delicias portuguesas al ritmo de la música ambiente, donde la palabra de orden es convivir.

Aproveche para conocer la noche Lisboeta donde todas las opciones le invitan a una noche mágica, conozca la Historia en el Castillo de S. Jorge o descubra el centro de la diversidad cultural en el Barrio Alto, donde la diversión vive en las calles históricas de este barrio, bajando hasta los bares del Cais do Sodré. Para una noche más agitada diviértase en la Discoteca Lux Frágil, que le ofrece una de los más bellos balcones musicales y descubra cual es su estilo musical preferido a lo largo de las 3 diferentes plantas.

Lisboa es el destino adecuado para un viaje completo. Tiene la posibilidad de disfrutar de las más bellas playas de extensos arenales donde puede practicar los más diversos deportes o simplemente descansar, disfrute de las zonas de paisaje protegidas o de los barrios más típicos. La diversidad cultural es o mejor de Lisboa. ¡Visite Lisboa!

Consulte aquí más puntos de interés y aproveche todo lo que el turismo de Lisboa tiene para ofrecerle.

Historia


Lisboa es una ciudad luminosa.
El Tajo y el sol, casi siempre presente, hacen de la capital portuguesa un espejo de color, en el que la belleza y singularidad arquitectónica no pasan desapercibidas.
Según la leyenda, Lisboa fue fundada por Ulises. El nombre deriva de "Olisipo", palabra que, a su vez tiene origen en las palabras fenicias "Allis Ubbo', que significan "puerto encantador".

Lo más probable es que Lisboa haya sido fundada por los Fenicios y construida al estilo morisco, bien patente en las fuertes influencias árabes. Además, la ciudad estuvo controlada por los Moros durante 450 años.
En el siglo XII, los cristianos reconquistaron Lisboa, aunque sólo a mediados del siglo XIII es que convirtió en la capital del país.

Al inicio de la Época de los Descubrimientos, Lisboa se enriqueció al convertirse en un importante centro para el comercio de joyas y especias.
Sin embargo, el gran paso hacia la expansión portuguesa llegó en 1498, cuando Vasco da Gama descubrió el Camino Marítimo hacia la India. Ese fue efectivamente el principio de la Época de Oro de la ciudad, caracterizada por su estilo Manuelino en la arquitectura, nombre que adviene del monarca de la época, D. Manuel I, y que se caracteriza típicamente por el uso de motivos marítimos en su decoración.
A lo largo de los siglos, Lisboa ha crecido y ha ido cambiando naturalmente. Más tarde, cuando el centro de la ciudad se destruyó casi por completo por el terremoto de 1755, fue el Marqués de Pombal quien se encargó de su reconstrucción, creando así la llamada Baixa Pombalina, un área comercial que todavía hoy mantiene la mayor parte de su trazado original.

Lisboa es una capital histórica, un popurrí con un carácter y un encanto fuera de lo común, donde 800 años de influencias culturales diversas se mezclan con las más modernas tendencias y estilos de vida, creando contrastes verdaderamente inolvidables.
¡Con varios motivos de encanto, Lisboa le invita! ¡Le esperamos!